Propiedades mecánicas de aislamiento y cubierta

 

RCT lab


Propiedades mecánicas de las mezclas de aislamientos y cubiertas IEC 60811-501 UNE-EN 60811-501
Métodos de envejecido térmico: Envejecido en estufa de aire IEC 60811-401 UNE-EN 60811-401


Las muestras para estos ensayos están formadas sólo por el material plástico a evaluar. Según lo permita el tamaño del cable, se preparan dos juegos de probetas en uno de los dos formatos previstos en las normas de ensayo: probetas planas (una pequeña tira de plástico) o tubulares (tubo resultante de vaciar el interior del cable).

Los requisitos de las propiedades
mecánicas garantizan plásticos de
calidad, resistentes y flexibles

Los cables están diseñados para ser duraderos. Algunos quedarán en una posición fija de manera definitiva una vez instalados y otros serán sometidos a movimientos durante toda su vida útil, pero todos han de adaptar su forma a las bobinas en que se almacenan y a las instalaciones de las que formarán parte y resistir las agresiones mecánicas que puedan sufrir.

Todos los elementos del cable, incluidos los aislamientos y el resto de las mezclas plásticas que se utilizan en otros revestimientos, tienen que estar preparados para resistir estas deformaciones sin deteriorarse, tanto en el momento de su instalación o primer uso como a lo largo del tiempo durante toda su vida útil.

Tracción y elongación.
Descripción del ensayo.

Las muestras para estos ensayos están formadas sólo por el material plástico a evaluar. Según lo permita el tamaño del cable, se preparan dos juegos de probetas en uno de los dos formatos previstos en las normas de ensayo: probetas planas (una pequeña tira de plástico) o tubulares (tubo resultante de vaciar el interior del cable).

Las probetas del primero de los dos juegos se sujetan en las mordazas del equipo de medición que, mientras las separa estirando el material, mide la fuerza necesaria y el estiramiento que alcanza hasta llegar a la rotura.

Tracción y elongación. Descripción del ensayo

Como resultado del ensayo se toma la mediana de la serie para minimizar la influencia de posibles resultados irregulares.

Las unidades de medida son, para el caso de la tracción o carga de rotura, N/mm2 (la fuerza aplicada se relativiza al área transversal de la muestra), y para la elongación, el porcentaje de longitud alcanzada sobre la inicial.

El segundo juego de probetas se somete a un proceso de envejecimiento a alta temperatura. Tras este envejecido, según el tipo de cable, se establecen requisitos de valor absoluto y de variación de la tracción y elongación respecto a los valores iniciales.

Durante el ensayo, las condiciones ambientales, la velocidad a la que se separan las mordazas del equipo, o la forma de las probetas, tienen una gran influencia y por eso las normas de ensayo fijan estas variables para obtener resultados comparables.

El objeto de este ensayo es garantizar

que el cable soporte esfuerzos en la

manipulación habitual y en las

condiciones de uso previstas.

Al estirar de un cable durante su manipulación estamos aplicando una fuerza que debe soportar sin romperse, y al doblarlo estamos sometiendo a la parte externa de la curvatura a cierta elongación. El objeto de este ensayo es garantizar que el cable soporta estos esfuerzos en la manipulación habitual y en las condiciones de uso previstas.

El envejecimiento acelerado busca garantizar que estas propiedades seguirán dentro de los límites adecuados con el paso del tiempo.

En versiones básicas de estos equipos de medición la fuerza se aplicaba manualmente, lo que dificultaba que el alargamiento se hiciera a una velocidad concreta y de manera homogénea. Los equipos actuales, además de controlar todos estos parámetros de forma automática, almacenan informáticamente los datos que se obtiene de una célula de carga.

En la actualidad conviven varias tecnologías para cuantificar la elongación de la muestra: las más comunes son los extensómetros de contacto y los extensómetros ópticos.

Aplicando el mismo principio existen equipos a gran escala para medir los mismos parámetros en otras industrias sobre piezas de gran tamaño y dureza.

La curva de tensión/deformación resultante de cruzar las lecturas de tracción y elongación a lo largo del tiempo puede servir para caracterizar un material o comprobar la homogeneidad de estas propiedades en distintas probetas.